Imborrable – (2018) – Mbarriow

  • Autores:  Mbarriov
  • Título: Imborrable
  • Año: 2018

Mbarriov nos trae la historia de Un futuro distópico donde la tecnología se utiliza para vigilar a la población y eliminar a los disidentes. Un hombre que soñaba con ser un héroe y se convirtió en un villano. Un viaje autodestructivo en el que nadie gana.

En toda historia hay un personaje que es especialmente difícil de crear, “El malo” suelen ser personajes que sirven de antagonista al personaje principal de la historia, pero que habitualmente tienen un pasado que los hace menos malos o unas motivaciones que te hacen tener un cierto grado de empatía con él.

Por esto, cuando me encuentro con personajes como Arturo, un funcionario que se dedica a “marcar” personas que son potencialmente peligrosas para el gobierno. No puedo hacer otra cosa que admirar la capacidad del autor para crear un personaje de este tipo.

Hacer un villano es fácil. Pero hacer un ser despreciable como Arturo es un trabajo de ingeniera social. Hubo momentos en que me sentí tentado de sentir un poco de simpatía por él porque es un lisiado, perdió su mano izquierda en un momento de su vida en que todo era mejor, su trabajo, su matrimonio, etc. Bueno le queda la derecha, ya, pero Arturo es zurdo.

Y por unos segundos te equivocas, que son los segundos que tardas en leer la siguiente línea. Y recuerdas porque Arturo es tan despreciable. Ni siquiera cuando trata de desarticular una red de traficantes de una nueva psico droga que está dejando en coma a los adolescentes, se le puede ver un pequeño atisbo solidario.

imborrable

Pero el autor de esta novela super negra futurista, no se limita a convertir Arturo en un villano, todo el elenco de personajes, son el tipo de personas que venderían tus huesos por un par de piernas nuevas, de esas que hacen crecer artificialmente. Son personajes no vienen de un pasado oscuro, están instalados en el lado oscuro de la vida. Son duros y por supuesto completamente egoístas.

¿Eso disculpa a Arturo? Podría, si no fuera porque Arturo es MALO, con mayúsculas.

¿Qué puedo decir? todavía estoy intentado averiguar cómo se puede hacer un relato sin caer en la tentación de salvar, aunque sea un poco a alguno de los personajes. La historia debería fallar porque le falta ese punto con el que el lector se siente reconocido y reconfortado. Pero no lo hay en “Imborrable” y, sin embargo, la historia funciona, funciona muy bien, y eso me hace pensar que leer este relato es como viajar un poco a lo mas oscuro que tenemos cada uno.

¿Te atreves a leerlo?

Carlos Acedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s