Sonia Verdú – Arte a través de la impresión 3D.

Los artistas del género fantástico no solo se reconocen por su amplitud a la hora de crear mundos imaginarios, también se les identifica fácilmente por su capacidad de usar cualquier medio para expresar su arte. Su adaptabilidad de pasar de medios tradicionales a los más innovadores es la marca de los artistas que sueñan con el futuro y transformar las herramientas más inverosímiles en herramientas artísticas.

La muestra más impactante de este tipo de artistas es sin duda Sonia Verdú que ha hecho un recorrido desde la escultura, pasando por la pintura a la ilustración digital y llegando a la impresión 3D para crear autenticas obras de arte.

Carlos Acedo.

Sonia Verdú.

Desde siempre me ha gustado pintar y modelar, no recuerdo decantarme por algo especifico, sencillamente han sido épocas donde me dedicaba más a la pintura o al modelado. Estudié bellas Artes especializándome en escultura, también estudié en la escuela de cerámica donde ahora trabajo como profesora. Si hay algo que durante los años permanece es la necesidad creativa, siempre estoy con algún proyecto de modelado o pintura ya sea por medios digitales o más artesanales. Así que me cuesta mucho etiquetarme como ilustradora, escultora o diseñadora gráfica, aunque haya trabajado de todo ello, simplemente me considero creativa.  Aprendí a usar los medios digitales por la comodidad de trabajar en un espacio más reducido, con pocas herramientas y materiales; tengo que admitir que me enganchó bastante, aunque sigo manchádome las manos con barro o pintura y este es un placer que no creo que pueda dejar de lado.

© Sonia Verdú

“Hechizo” partió de la necesidad de pintar sin tener un cliente especifico que de alguna manera dirigiera el encargo de las ilustraciones. En esa época realizaba ilustraciones para portadas de libros, principalmente para la editorial Nefer y siempre por encargo   La libertad creativa es algo que valoro tremendamente, “crear porque así lo sientes y seguramente esa creación le sea útil a alguien”.

En los últimos años me he enfocado más en el modelado. Un día mi  familia me regalo por mi cumpleaños una impresora 3d. Era un momento en el que que  yo estaba realizando un proyecto personal de unas muñecas articuladas modeladas artesanalmente.

© Sonia Verdú

A partir de ahí me volví a sumergir en el modelado digital y a experimentar con las posibilidades que ofrecía esa nueva herramienta que había caído en mis manos. Trasladé los muñecos articulados al mundo de la impresión 3d y de alguna manera llamaron la atención. Me contrató la empresa BQ y comencé a diseñar para ellos. Fue una etapa muy divertida ya que trabajaba en el departamento de innovación y robótica rodeada sobre todo de ingenieros. Al fin y al cabo todos ellos eran creativos que usaban la programación como expresión creativa.


Actualmente soy profesora de “Proyectos” y de “Prototipos” en la Escuela de Arte Francisco Alcántara de Madrid. Aunque es cierto que mi trabajo es enseñar, me doy cuenta que al  mismo tiempo estoy aprendiendo mucho. Un de los conceptos más interesantes que cada día confirmo es que todo el mundo es creativo por naturaleza,  puede que tengamos más o menos habilidades a la hora de materializar esa creatividad, pero esta ahí latente, queriendo salir y expresarse sin importar mucho el medio.


¿Cómo me gusta crear?Para mi no hay mucha diferencia entre realizar un proyecto bidimensional o tridimensional. En realidad de las dos maneras parto de ideas bocetadas sobre un papel y van tomando forma con el tiempo y la dedicación.Básicamente las ideas parten de dos puntos que sin duda están unidos pero a mi me gusta separar: el consciente y el inconsciente. Todo lo que hemos visto en nuestra vida esta ahí, todas esas imágenes e ideas que ni siquiera recordamos.Disfruto mucho  desarrollando una idea de la manera tradicional en la vigilia pero también me gusta crear desde el mundo de los sueños, el mundo inconsciente.

© Sonia Verdú

Hace unos años comencé a observar mis sueños. Cuando uno comienza a dormirse aparecen una serie de imágenes  que se vuelven  nítidas y realistas, son las imágenes hipnagógicas, el comienzo de los sueños. Estas imágenes me llamaban la atención:

  ” ¡¡Tenemos esta capacidad creadora y  nadie pone atención!!”

Me decía muy a menudo y cada noche mi admiración se situaba en el  comienzo de los sueños. Investigando me dí cuenta de en realidad que algunos artistas sí habían puesto atención en ello, por ejemplo Dalí con su método de la cuchara…Hoy en día y después de bastante práctica puedo pasearme de manera consciente por el mundo de los sueños, puedo crear allí aquello que quiero crear en vigilia y traerme esa información. Se abre un mundo de posibilidades infinitas y lo único a lo que hay que enfrentarse son a tus propios miedos y  a los brazos de Morfeo que son bien tentadores y te hacen volver al inconsciente. 

© Sonia Verdú

Me  fascinan  estas capacidades  creativas con las que todos contamos y que  aunque  de manera inconsciente utilizamos, quizás si miráramos un poquito más hacia dentro podamos disfrutarlas y aprovecharlas aun más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .